Templo budista construido con más de un millón de botellas recicladas

El templo Wat Pa Maha Chedi Kaew, ubicado en Tailandia, esta completamente construído con botellas de vidrio. La cantidad es aproximadamente un millón de botellas de vidrio color marrón de cerveza Chang, y botellas verdes de cerveza Heineken, como único elemento en su decoración.

Gracias al color verde de la Heineken y al marrón de la famosa Chang en Tailandia han creado un espacio y un efecto visual de grandes proporciones ayudando a su vez a limpiar la polución de la zona. Los tailandeses poseen un carácter difícil de igualar y son de una bondad infinita y, por lo visto, los mismos locales ayudaron a los monjes recogiendo botellas y llevándolas al templo en construcción. El templo además alberga una torre de agua y unos baños para turistas que también han sido modelados a partir de botellas de cerveza.

La construcción no sólo es ecológica porque recicla una cantidad inmensa de material de desecho sino que además es luminosa y fácil de limpiar. El lugar es actualmente una de las mayores atracciones del sudeste asiático.

Durante su construcción los monjes budistas decidieron reunir tal cantidad de botellas de vidrio como un ejemplo de reciclaje útil, y para ello movilizaron a los habitantes de la zona en una operación de limpieza que culminó en este singular y exquisito templo donde se refleja maravillosamente el sol de tailandés.

 Vía: diarioecologia.com 

Enlace: Buddhist Temple Built from Beer Bottles

Suiza, modelo excelente para la gestión de residuos

Por mucho que los suizos reciclen y sí que lo hacen en forma masiva, siempre van a sobran desechos que deben ser eliminados de alguna manera. Las dos clases de residuos son los residuos sólidos municipales y los desechos peligrosos. Los residuos sólidos están compuestos básicamente de la basura doméstica y la industrial; los desechos peligrosos son residuos químicos, contagiosos o, simplemente, basura tóxica.

Los suizos cuentan con dos procedimientos para la eliminación de los residuos: son incinerados (combustión o incineración) o se amontonan (escombrera). La basura es examinada y segregada para luego ser transportada a la planta de incineración en el caso que se incinera, o bien a los vertidos de residuos en el caso que se los deposita.

Residuos municipales

Desde hace más de 10 años, específicamente desde enero del 2000, todos los residuos no reciclables y la basura combustible deben ser quemados en plantas de combustión. En el año 2004, la capacidad de incineración de las plantas existentes en Suiza alcanzó 3,29 millones de toneladas anuales. Esto significa que ya no se necesitan escombreras públicas en Suiza para el depósito de desechos. Hay suficientes plantas incineradoras para satisfacer la demanda.

En los últimos años, la industria de la generación de los residuos ha conseguido reducir considerablemente la emisión contaminante de las plantas de incineración, mejorando por tanto el impacto ambiental de la incineración en Suiza.

Generando energía de la basura

En Suiza, las empresas encargadas del tratamiento de los residuos también generan energía: las 28 plantas en Suiza generan energía eléctrica suficiente para 250.000 hogares. Esto supone un ahorro energético de unas 215.000 toneladas de gasóleo de calefacción por año.

Pero no sólo la incineración de residuos municipales contribuye a la producción de energía ecológica en Suiza. La industria de cemento, por ejemplo, elimina combustibles industriales como el petróleo usado o disolventes, que resultan de la producción del cemento, para cubrir gran parte de sus propias necesidades energéticas.

Sin embargo, el marco legal para estos procedimientos autoabastecedores de energía es muy restrictivo, ya que define con estricta claridad qué tipos de basuras pueden quemarse y cuáles no.

Los Suizos, expertos en el Reciclaje

Los suizos son campeones en el reciclaje. En el 2003, el 47% del total de los desechos urbanos fue reciclado, un nuevo record suizo. Reciclaron el 70% del papel, el 95% del vidrio, el 71% de las botellas de plástico, el 85-90% de las latas de aluminio y el 75% de la hojalata.

Pero no sólo personas individuales se ocupan del reciclaje, también empresas grandes como los Ferrocarriles Federales Suizos (FFS) contribuyen al reciclado de la basura. Para garantizar la limpieza en los trenes, los FFS emplean en total a 1.500 personas que se encargan de limpiar los vagones. Los desechos son separados y, si es posible, reciclados.

Cada año son:

2,5 millones de botellas de plástico (que recicladas proporcionan materia prima para 276.000 camisetas y 39.500 sacos de dormir).

2 millones de latas de aluminio (que recicladas proporcionan 116 toneladas de bauxita)

3.680 toneladas de periódicos y revistas son recicladas.

Vía: natura-medioambiental.com 

En Argentina ambientalistas buscan ley de reciclado para la basura electrónica

El consumo de aparatos eléctricos está generando en Argentina una gran cantidad de basura electrónica que contiene sustancias químicas tóxicas cada vez más contaminantes, afirma Greenpeace urgiendo a un reciclado de los productos.

La constante creación de aparatos novedosos y de mejor costo, hace que los productos del mercado se tornen antiguos con rapidez; entonces su retirada genera un crecimiento de sustancias químicas tóxicas y metales pesados que contaminan el agua, el aire, y la salud de las personas, denuncia la ONG.

Greenpeace propone una ley nacional de gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, bajo la responsabilidad extendida del productor, un sistema que obliga a los fabricantes a hacerse cargo de sus productos, y a mejorar las sustancias que componen las piezas de los aparatos, comenta la ONG.

En 2001 – 2002 creció extensamente el uso de las computadoras personales en Argentina, y en 2004 se disparó la venta de teléfonos móviles, por tal razón Greenpeace realizó el informe:”El lado tóxico de la telefonía móvil”, publicado en noviembre de 2011.

Por otro lado, los televisores son los aparatos que siguen encabezando las ventas, generando una continua basura electrónica en un país que todavía no cuenta con un sistema de reciclado para esta clase de residuos, según Greenpeace.

Los productos eléctricos crecen a gran velocidad, y si las corporaciones de industria electrónica no cooperan, se podrá desencadenar una gran crisis, a no ser que asuman la responsabilidad, ya que obtienen ganancias por la fabricación y la venta de estos aparatos, explica la ONG.

Vía: lagranepoca.com

Tips para reciclar Papel

Puedes ayudar al medio ambiente mediante la reutilización de papel. La reutilización minimiza la cantidad de basura que producimos y conserva los recursos. Muchos elementos de papel que usamos todos los días pueden ser reutilizados y mantenerse fuera de los vertederos.

Paso 1
Guarda las hojas de papel que tienen impresión en un solo lado. Este papel puede ser reutilizado en una variedad de formas: para escribir listas o notas, dibujos y coloreado de papel para los niños, para la impresión doméstica que no tiene que ser profesional, cuando ya tenga impresión por los dos lados no lo destruyas, lo puedes usar para proteger tus cultivos de jardín o como material de embalaje.

Paso 2
Guardar los rollos de cartón de papel higiénico y los rollos de papel toalla. Estos pueden ser usados para la escuela o proyectos de arte. También pueden ser utilizados para germinar semillas.

Paso 3
Guardar el papel de envolver. Se puede volver a utilizar para envolver otro regalo, como material de embalaje, o para la protección de los ornamentos de Navidad para su almacenamiento.

Paso 4
Guarda el correo no deseado. Puede ser utilizado para hacer listas, para que los niños dibujen, o triturarse para material de embalaje o mantillo para jardines. Además los catálogos y revistas se pueden utilizar para hacer proyectos de arte como marcos y tazones decorativos

Paso 5
Si no has podido reutilizar el papel a través de algún método anterior, no lo tires! Llévalo a algún centro de reciclaje o utilízalo para reciclaje en tu hogar. El reciclaje de papel en tu hogar es el arte de hacer papel nuevo a partir de papel viejo.

En Suecia compran basura para reciclarla y luego convertirla en energía

Suecia tiene un programa de reciclaje de quema de materia orgánica, que reduce la producción de metano en la descomposición en los vertederos. De todos los desperdicios que generan los hogares suecos, sólo el 4 % de los residuos de ese país terminan en los vertederos, el otro 96 % se reutiliza en incineradores donde se queman para generar calor y electricidad. Pero se han encontrado con un problema, simplemente no están generando suficiente basura para alimentar los incineradores.

La quema de la basura en los incineradores generan el 20 % de la calefacción urbana de Suecia, un sistema de distribución de calor mediante el bombeo de agua caliente en las cañerías a través de los edificios residenciales y comerciales. También proporciona electricidad a 25.000 hogares.

Al producir mucho menos desperdicio, Suecia ha comenzado a importar alrededor de 800.000 toneladas de basura del resto de Europa por año para usar en sus plantas de energía. La mayoría de los residuos importados provienen de Noruega, país vecino al que le es más caro quemar la basura y más barato para los noruegos exportar sus residuos simplemente a Suecia.

Noruega se deshace de sus residuos sólidos, en la disposición Noruega paga a Suecia para poner los residuos en sus manos y así tener electricidad y calor. Pero las dioxinas en las cenizas del subproducto de desecho son un contaminante ambiental grave, como los metales pesados capturados dentro de la ceniza que deben ser depositados en vertederos. Estas cenizas son luego exportadas a Noruega.

Vía: claneco.com

Cinco formas de reutilizar las bolsas de té

El concepto de reutilizar es en muchos casos es mas ecológico que el reciclaje, requiere de poca o ninguna energía, se utilizan procesos que no necesitan mucha tecnología.

Existen muchos productos no se reciclan, por no resultar rentable. Sin embargo muchos se pueden reutilizar fácilmente evitando la compra de productos nuevos para ese uso en particular y por último pero no menos importante en estos tiempos, ahorramos algo de dinero.

Hoy les traemos unos ejemplos de algo que normalmente se usa y mucho, como son las bolistas de té o infusiones (si usamos directamente hojas de té o infusiones que es mucho mas ecológico y barato también sirven estos consejos). Algunas de las formas de reutilización pueden ser complementarias por lo que podemos llegar a hacer dos o tres cosas distintas con un mismo saco de té.

  • Primera opción, el té o infusiones y las plantas:

Las plantas adoran la comida y los residuos de té (de ahora en adelante solo mencionaremos té pero también pueden ser infusiones, té verde, rojo, yerba mate, etc.) resultan una excelente comida para nuestra plantas, por lo que podemos utilizarlas de varias formas. Se pueden mezclar directamente en la tierra, o enterrarlas; se pueden usar a modo de manto vegetal, que además como ya hemos visto otras veces ahorra agua, la rompemos y vamos cubriendo la superficie de la tierra con las hojas de té, si no utilizamos sacos, vaciamos directamente el contenedor de la hojas en la maceta. Otra forma es hacer un segundo té, que saldrá débil, aguado pero no es para nosotros; esperamos a que enfrié y lo usamos para regar, también cuando nos sobra se nos olvida la taza por ahí, se enfría y hasta puede que le salgan hongos; en lugar de tirarlo al fregadero dáselo a tus plantas y verás que le gusta el té mas que a los Ingleses. Otra opción es utilizarlo directamente en el compost, el té aporta varios minerales a la tierra.

ponemos varios sacos en algún contenedor donde puedan respirar, puede ser por ejemplo un envase viejo de manteca, al que le haremos varios agujeros y ponemos dentro el té; este ira absorbiendo los malos olores de la heladera. También podemos usar bicarbonato para este fin, pero el té usado es gratis.

  • Tercera opción, tratamientos de la piel, bolsas en los ojos, picaduras de insectos, anti-inflamatorio.

El té, tiene una pequeña parte de ácido tánico que funciona como anti-inflamatorio, lo que lo hace útil para todos estos usos antes mencionados; podemos tener siempre alguna bolsita en la heladera para usarlo en caso de necesidad, con lo que estaríamos dándole dos usos ya que también captaría los malos olores como vimos en el punto anterior.

  • Cuarta opción, tintura de telas:

Desde hace siglos el te ha sido utilizado para teñir tela. Le da a la tela blanca un tinte como antiguo o sepia, que puede ser bastante frío. También se utilizan bolsas de té, para los blancos grises o darle vida a un proyecto de artesanía, incluso puede servir para teñir madera. También hay quien usa el te para teñir el pelo.

  • Quinta opción, hacer mas té:

El proceso es sencillo: hacemos el té, guardamos la bolsa; hacemos un segundo té y separamos otra vez las bolsa. Cuando llegue el momento de hacer el tercero en vez de sacar otra bolsa de la caja usamos las dos bolsas reservadas, con lo que ahorramos una tercera parte de las mismas. Si gastamos, por ejemplo, tres cajas al mes, haciendo algo tan sencillo,como lo propuesto gastaríamos tan solo dos, y una vez reutilizados, podemos volver a usarlos para las plantas como vimos en primera instancia.

Vía ecoapuntes