IDEAS VERDES PARA EL DEBATE Y NUESTRA SUSTENTABILIDAD COMO PAÍS

IDEAS VERDES PARA EL DEBATE Y NUESTRA SUSTENTABILIDAD COMO PAÍS

Como ecologistas vemos con decepción como el Gobierno continúa sin entender la profundidad de la actual crisis, y anuncia medidas cosméticas que no abordan el fondo del problema junto a un cambio de gabinete que no tiene cambios significativos. 

Es más, hoy estamos ante la mirada atenta del mundo pues en un mes más Chile iba a ser sede del evento más importante para los desafíos que afronta la humanidad y el planeta, la COP 25, y de manera incomprensible, se ha cancelado. Manifestando el poco compromiso del Gobierno en materias medioambientales, y en sus anuncios, El PRESIDENTE NO ABORDA NINGÚN TEMA ECOLÓGICO.

A través de un debate local e interno con nuestras directivas regionales hemos consensuado la siguiente propuesta, en ese sentido creemos firmemente que han quedado fuera temas fundamentales para nuestra sustentabilidad como país, los cuales son:

1.-Rechazar el Tratado TransPacífico (TTP-11) porque atenta contra nuestra soberanía nacional y la entrega a las grandes transnacionales, bloqueando muchos de los cambios que aquí se plantean.

2.-
Reforma al Código de Aguas para nacionalizar dicho recurso y terminar con los derechos adquiridos a perpetuidad, para que sea efectivamente un bien nacional de uso público, con prioridad en la provisión de los ecosistemas y el consumo humano, y finalmente la producción. Acompañado a esto necesitamos una gestión por cuencas con participación de la comunidad que habita en el lugar, con criterios de eficiencia y balance hídrico pues no debe derrocharse el agua, su robo debe tener sanción penal. De la misma manera, debemos proteger efectivamente nuestros humedales y glaciares, para preservar el correcto ciclo del agua. La institucionalidad respecto del agua debe radicar en el Ministerio de Medio Ambiente, no en el de Obras Públicas.

3.- Para limpiar nuestro aire y dejar de envenenar a nuestras vecinas y vecinos, se deben cerrar inmediatamente las termoeléctricas a diesel, carbón y gas. Asímismo necesitamos un recambio progresivo de los calefactores a leña a través de una mejor normativa de aislamiento térmico. En reemplazo de ellas funcionarán las energías de fuentes limpias, como la eólica, mareomotriz y solar. Las normas de calidad del aire deben ser iguales o más restrictivas que las de la Organización Mundial de la Salud.

4.- Fuerte énfasis al transporte público, las caminatas, las redes de ciclovías y la locomoción colectiva, con tarifas accesibles.

5.- Integrar a las mascotas al sistema de salud local con equipos veterinarios en todas las comunas, con fuerte énfasis a la tenencia responsable de mascotas y castigar el maltrato animal, lo anterior debe apoyar la protección de biodiversidad urbana, especialmente de avifauna.

6.- Terminar con el subsidio al monocultivo forestal del Decreto de Ley 701 y proteger nuestro suelo y bosque nativo con planes de siembra y reforestación, apuntando a nuestra soberanía alimentaria.  Así mismo, avanzar en la protección efectiva de nuestros ecosistemas, ampliando la superficie de áreas protegidas, firmando el Tratado de Escazú y deteniendo todos aquellos proyectos que depredan nuestra naturaleza y nuestras comunidades.

7.- Una fuerte inversión en Ciencia y Tecnología en nuestros ecosistemas y su recuperación, nos dará la información científica y la experiencia comparada para tener mejores políticas públicas ecológicas.

8.- Ninguna pensión será menor al sueldo mínimo, por mientras comenzamos a eliminar la capitalización individual de las AFPs y damos paso a un sistema de reparto solidario. En casos de urgencias personales debe considerarse poder retirar los fondos. No debe haber diferencia de ingresos entre sexos. Para avanzar y complementar lo anterior creemos que la organización sindical, la negociación colectiva y el castigo a prácticas antisindicales es fundamental.

9.- Subir progresivamente el sueldo mínimo y la pensión básica solidaria hasta una cifra que permita superar la linea de la pobreza familiar.

10.- Derogación y creación de una nueva Ley de Pesca, asegurando la regeneración de los ecosistemas y una participación justa de artesanales e industriales, prohibiendo la pesca de arrastre en todas sus formas.

11.- Fortalecimiento de la fiscalización para que quienes depredan nuestros ecosistemas sean fuertemente sancionados, y además deban reparar el daño hecho, a través de planes y presupuestos de reparación y justicia ambiental en aquellos territorios históricamente dañados en su ecosistema, para que dejen de existir las zonas de sacrificio.

12.- Reducir la dieta parlamentaria a la mitad y ser expresado en una cantidad de sueldos mínimos. Lo del límite a la reelección debe extenderse a todos los cargos de representación popular y a máximo dos periodos. Discrepo profundamente con lo planteado por el Gobierno respecto a reducir el número de parlamentarios, puesto que mientras menos parlamentarios se elijan por distrito más se parece a revivir el binominal, poniendo en riesgo la diversidad política en el Congreso. Si se busca reducir burocracia y recursos, eliminemos el Senado, pues entorpece la democracia. Por otra parte, debemos poner fin a las pensiones vitalicias de los ex presidentes, puesto que una vez cumplido su mandato, deben volver a ser ciudadanos comunes y corrientes.

13.- Reconocimiento a nuestros pueblos originarios, para representar realmente las distintas cosmovisiones que conviven en nuestro país y así promover nuestra diversidad de miradas del mundo. En este sentido el Gobierno debe poner suma urgencia al boletín 11939-07 presentado por la Diputada Emilia Nuyado el cual tiene por objeto reconocer constitucionalmente a los pueblos indígenas, garantizar su cultura, tradiciones y representación politica.

14.- Reforma profunda a nuestras fuerzas armadas, en función de las graves deficiencias en su actuar y la abismante diferencia en la seguridad social que poseen. Mayor transparencia en su financiamiento y gastos e ir progresivamente equiparando su seguridad social a la del resto de las chilenas y chilenos.

15.- Retomar la Agenda Anticorrupción creada por la comisión Engel posterior a los escándalos de Penta y Soquimich, hoy olvidada y con mucha falta de avance. En este sentido es necesario fortalecer las medidas anticolusión y de financiamiento ilegal de la política.

16.- Condonación del endeudamiento por estudiar.

17.- Énfasis curricular en democracia, educación ambiental y derechos humanos, para que nuestras escuelas formen vecinos y ciudadanos en empatía y convivencia armónica, que puedan disfrutar y fortalecer los cambios aquí planteados.

18.- Ampliar la provisión de servicios municipales a través de mayor decisión y pago de impuestos a nivel local que generen economías circulares. De la misma manera el fortalecimiento de los gobierno regionales y un avance hacia un estado federado es coherente tanto con la gestión por cuenca hidrográfica y la particular geografía chilena.

19.- Reformular la escala de sueldos de toda la administración pública y las empresas de participación estatal. Debe expresarse en equivalente a sueldos mínimos y nadie debe recibir mayor remuneración que el Presidente de la República.

Creo que esto no debe ser un listado de pedidos por lo que estas son solo medidas a corto plazo para que comencemos a cambiar realmente algo y empecemos a dotar de decencia nuestro sistema político, y por mientras, y tal cual apoyamos el 2013 junto a las personas que hoy integramos el Frente Amplio, debemos iniciar un proceso de CAMBIO CONSTITUCIONAL A TRAVÉS DE ASAMBLEA CONSTITUYENTE que reformule junto a la ciudadanía las bases de nuestra democracia.

Esto es solo una propuesta al debate, se seguirá fortaleciendo con la diversidad de visiones y requerimientos para hacer de nuestro país un hábitat con equilibrio ambiental, justicial social y participación ciudadana.

Tenemos una oportunidad única, para prevenir en unos años más otro espiral de violencia. Un llamado a nuestra militancia y simpatizantes a discutir localmente las propuestas aquí planteadas, mejorándolas y priorizándolas según urgencia, y además a mantener la manifestación pacífica, crítica y propositiva, sincerando su militancia ecologista, pero participando sin banderas ni logos junto a sus vecinos y organizaciones como siempre lo han hecho. El activismo ambiental fue, es y seguirá siendo parte importante de nuestra historia. 

 

¡Saludos verdes!

COMISIÓN POLÍTICA

PARTIDO ECOLOGISTA VERDE

 

23 de octubre, Santiago, Chile. Fotografía de Francisca Yévenes.