El mayor parque eólico del mundo, London Array, ya produce energía

En un comunicado conjunto, Tony Cocker, consejero delegado de E.ON UK -propietaria del 30 % del proyecto-, indica que “la puesta en marcha del parque no sólo es un hito para London Array, sino que marcará un antes y un después en el sector de las energías renovables”.

“Creemos firmemente que la electricidad que proviene de fuentes renovables jugará un papel clave a la hora de generar energía de forma sostenible, segura y asequible, y es por ello por lo que queremos reducir los costes de la energía eólica marina un 40 % para 2015”, señala.

London Array es un proyecto que comenzó a construirse en marzo de 2011 a unos 20 kilómetros de las costas de Kent y Essex, y abarcará una superficie de 245 kilómetros cuadrados.

El proyecto cuenta ya con 630 MW de potencia y hasta la fecha ha incorporado 152 turbinas de las 175 previstas en su primera fase de construcción.

Estas empresas también apuntaron que el parque tiene una capacidad combinada suficiente para abastecer de electricidad a más de 470.000 hogares en el Reino Unido.

Está previsto que cuando el proyecto esté completamente finalizado alcanzará un total de 870 MW de potencia instalada.

Por su parte, Benj Sykes, jefe adjunto del área eólica en DONG Energy en el Reino Unido -propietaria del 50 % del proyecto-, ha afirmado que, “con sus 630 MW instalados, London Array será el primero de una nueva generación de grandes parques eólicos marinos”.

Según Sykes, “ser capaces de desarrollar de manera eficiente grandes parques eólicos marinos y, además, aprovechar las sinergias en su construcción y operación es muy importante de cara a conseguir reducir los costes de la energía eólica marina”.

El consorcio de compañías que lo está desarrollando tiene previsto completar esta primera fase -que ocupará 90 kilómetros cuadrados e incorpora 175 turbinas con una capacidad combinada de 639 MW- a finales de 2012.

Cuando la segunda fase se haya completado tendrá una capacidad total de 870 MW.

Vía: noticiasambientales.com.ar 

El usar energía solar contagía a otros a usarla

Las personas son más propensas a instalar un panel solar en su casa si sus vecinos tienen uno, de acuerdo a una investigación realizada por las universidades de Yale y New York.

Los investigadores estudiaron a grupos de instalaciones de energía solar en California desde enero 2001 hasta diciembre de 2011 y encontró que los residentes de un código postal en particular son más propensos a instalar paneles solares si estos ya existen en el código postal y en su calle.

Se calcula que 10 instalaciones adicionales en un código postal aumentan la probabilidad de una adopción en un 7,8%. Si hay un aumento del 10% en el número total de personas con paneles solares en un código postal de la “base instalada”, habrá un aumento del 54% en la adopción de los paneles solares.

“Estos resultados proporcionan evidencia clara de un efecto estadísticamente y económicamente significativo”, dijo Bryan Bollinger, el otro co-autor del análisis.

El estudio también muestra que la visibilidad de los paneles y el boca en boca condujo a instalaciones más grandes.

“Si mi vecino se instala un panel solar y me dice que está ahorrando dinero y está muy emocionada por ello, lo más probable es que voy a seguir adelante y hacer lo mismo”, dijo Gillingham.

Fuente: Phys

¿Qué es la Energía mareomotriz?

La posibilidad de la extinción de los recursos energéticos fósiles, entre otros motivos, ha conducido a la comunidad científica a considerar el aprovechamiento de fuentes energéticas alterativas renovables, tales como las derivadas del sol, del viento y del océano.

¿Qué es la Energía mareomotriz?. La energía mareomotriz se debe a las fuerzas de atracción gravitatoria entre la Luna, la Tierra y el Sol. La energía mareomotriz es la que resulta de aprovechar las mareas, es decir, la diferencia de altura media de los mares según la posición relativa de la Tierra y la Luna, y que resulta de la atracción gravitatoria de esta última y del Sol sobre las masas de agua de los mares.

Esta diferencia de alturas puede aprovecharse interponiendo partes móviles al movimiento natural de ascenso o descenso de las aguas, junto con mecanismos de canalización y depósito, para obtener movimiento en un eje. Mediante su acoplamiento a un alternador se puede utilizar el sistema para la generación de electricidad, transformando así la energía mareomotriz en energía eléctrica, una forma energética más útil y aprovechable. Es un tipo de energía renovable limpia.

La energía mareomotriz tiene la cualidad de ser renovable, en tanto que la fuente de energía primaria no se agota por su explotación, y es limpia, ya que en la transformación energética no se producen subproductos contaminantes gaseosos, líquidos o sólidos. Sin embargo, la relación entre la cantidad de energía que se puede obtener con los medios actuales y el coste económico y ambiental de instalar los dispositivos para su proceso han impedido una proliferación notable de este tipo de energía.

La energía de las mareas presenta un potencial muy grande para mejorar el transporte, debido al desarrollo de puentes para automóviles y ferroviarios sobre estuarios, y la reducción de las emisiones de gases que producen el efecto invernadero, gracias a la utilización de la energía de las mareas en reemplazo de los combustibles fósiles. Las mareas pueden proveer una base de generación de energía para desplazar a los combustibles fósiles y a las tecnologías contaminantes que dañan directamente el medio ambiente. Existen problemas con los sistemas de mareas que utilizan grandes represas para su generación, sin embargo existen otros métodos para generar energía de a partir de las mareas que no requieren este tipo de grandes construcciones.

Vía: diarioecologia.com 

GasAtacama: centrales solares serán más baratas que el carbón

En el ámbito de las (energías) renovables hay una gran discusión que nos parece equivocada”, fue uno de los diagnósticos que hizo Rudolf Araneda, gerente general de la generadora GasAtacama, durante el seminario C Level Executive Summit, organizado por Diario Financiero y Ernst & Young.Según el ejecutivo, el problema es que “hay muchas de las compañías renovables que han introducido el concepto de que quieren subsidios”, mientras que la opinión de Araneda es que “lo que estamos observando es una caída rapidísima en el costo de desarrollo de estas energías”.

El gerente general se aventura a señalar que “en los próximos tres a cinco años el problema va a ser inverso, el costo de desarrollo de plantas fotovoltáicas en el norte va a estar claramente bajo el costo de desarrollo del carbón”. Entonces, señala, “el problema va a ser qué hacemos con la entrada de tanta energía renovable en un sistema que no se ha preparado adecuadamente”.

Dentro de ese contexto, y debido a la exigencia legal que existe de tener un porcentaje de las inyecciones en ERNC, es que la generadora está viendo cómo cumplirá con la normativa. Así, cuenta Araneda que GasAtacama está contemplando los suministros potenciales de otros desarrolladores y a su vez, sostiene acuerdos con la compañía alemana Notus para evaluar recursos eólicos y con una firma francesa, SolaireDirect, para ver proyectos solares. “Estamos evaluando qué inversión y costo unitario tendría un desarrollo eólico y fotovoltaico”, agregó.

Así, la generadora está evaluando con ellos, si participa directamente, compra terceros o invierte asociados. “Lo que estamos buscando es complementar nuestra oferta basada en gas, en términos que el precio adicional que vamos a incorporar no eleve la oferta que vamos a hacer” a las compañías mineras, dijo Rudolf.

La decisión será tomada por el directorio de la firma, en función de lo que pidan las mineras.

En todo caso, la oferta sería por 150 MW, considerando que la firma está embarcada en la construcción de un terminal de regasificación que le permita ofertar unos 500 MW. Araneda dijo que en el caso de la oferta de GNL, siguen las conversaciones para firmar un contrato con un proveedor de shale gas.

Vía DF

Los combustibles fósiles reciben más ayudas que las renovables

Las subvenciones para las energías renovables, incluyendo la energía solar y eólica, han estado repuntando pero aún son eclipsadas por las ayudas a los combustibles fósiles, según muestra una nueva investigación. Las ayudas totales para las renovables fueron de 65.000 millones de dólares en 2010, mientras que los combustibles fósiles recibieron entre 775.000 millones y un billón de dólares en 2012, según Worldwatch Institute, una organización de investigación medioambiental global con sede en Washington, D.C.

La discrepancia puede explicarse en parte por el hecho de que las renovables aún suponen una porción mucho más pequeña del total de energía. Tomando las subvenciones por unidad de Kilovatio hora (kWh), éstas son en realidad mayores para las energías renovables.

Teniendo en cuenta estadísticas de 2009, la producción de energía renovable recibió ayudas por valor de 1,7 céntimos a 15 céntimos por kWh, comparado con los 0.1 a 0,7 céntimos por kWh que recibieron los combustibles fósiles.

La organización de investigación medioambiental señaló, sin embargo, que las subvenciones para las renovables caerán probablemente a medida que las tecnologías se hagan más eficientes, entre otros factores.

Worldwatch argumenta que lo que los estados no están considerando cuando subvencionan el combustible fósil es los costes ocultos para los contribuyentes en términos de daño a la salud humana y medioambiental.

“Las ayudas al combustible fósil cuestan 120.000 millones de dólares a Estados Unidos en contaminación y costes relacionados con el cuidado sanitario cada año. Pero estos costes no se reflejan en los precios del combustible fósil”, explicó la organización, citando datos del gobierno estadounidense.

“Estos llamados costes ocultos, o externalidades, son de hecho costes muy reales para nuestras sociedades que no repercuten en el contaminador y el beneficiario de la producción, sino en todos los contribuyentes”, afirmó Worldwatch.

Según el grupo de investigación, hacer que los combustibles fósiles sean más baratos contribuye a continuar cayendo por el mismo camino de dañarnos a nosotros mismos.

En contraste, si las ayudas al combustible fósil se eliminaran y se diera más apoyo a las renovables, los gobiernos disfrutarían de numerosos beneficios.

“Tal cambio podría ayudar a crear una ganancia triple para las economías nacionales al reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero, generando crecimiento económico a largo plazo y reduciendo la dependencia de las importaciones de energía”, manifiesta la organización con sede en Washington, D.C.

Por ejemplo, sin ayudas al combustible fósil, para 2020, el consumo global de energía se reduciría casi un 4%, mientras que la demanda de gasolina se reduciría unos 3,7 millones de barriles al día, la demanda de carbón caería unas 230 toneladas y la demanda de gas natural también caería significativamente, informa Worldwatch, citando datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Además, se podría esperar que las emisiones de dióxido de carbono cayeran un 4,7% en 2020 y alrededor de un 5,8% en 2035.

“Una eliminación gradual de las subvenciones al combustible fósil nivelaría el campo de acción para las renovables y también nos permitiría reducir el apoyo a las fuentes de energía limpia. Después de todo, los combustibles fósiles se han beneficiado de un apoyo gubernamental masivo en todo el mundo durante cientos de años”, señaló Worldwatch. Sin embargo, el grupo subrayó que el progreso hacia una eliminación gradual total de las ayudas al combustible fósil ha sido insignificante.

Fuente lagranepoca.com

California apuesta por la energía solar con la planta más grande de EE.UU.

Los paneles solares del proyecto están colocados sobre el techo del enorme centro de distribución de la compañía de electrodomésticos Whirpool.

El mayor conjunto de paneles solares de Estados Unidos, con una superficie de unos 150.000 metros cuadrados, equivalente a 27 canchas de fútbol, ya están listos para producir energía desde Perris, a unos 100 kilómetros de Los Ángeles.

La responsable de esta gran instalación, que generará hasta 10 megavatios de energía, equivalente a las necesidades de 6.500 hogares, es la compañía eléctrica Edison del Sur de California.

Rudy Pérez, gerente del Proyecto de Techos Solares de Edison, dijo que el mayor reto a la hora de construir esta planta de energía solar fue diseñarla para que soporte los vientos y resista posibles terremotos.

Los miles de paneles del proyecto están colocados sobre el techo del enorme centro de distribución de la compañía de electrodomésticos Whirpool en Perris.

“Usamos techos ya instalados, lo que significa que es un proyecto ambientalmente más amigable que usar terrenos (baldíos), además, si lo comparamos con proyectos eólicos o de otro tipo, la energía solar se genera en tiempo pico, que es cuando Edison más la necesita, en medio de un día caluroso de verano”, dijo.

Según Pérez, la idea inicial arrancó cuando era gobernador Arnold Schwarzenegger, cuando se propuso una innovadora forma de generar 250 megavatios de potencia alternativa.

“El programa fue propuesto hace cuatro años en un esfuerzo por utilizar estos grandes tejados, de los cuales hay miles en el sur de California. Es muy amigable ambientalmente hablando y produce energía limpia, confiable y en horas pico”, insistió el directivo.

La idea fue instalar paneles en bodegas, pues poseen “grandes tejados y el edificio en sí mismo tiende a usar muy poca energía para su tamaño, por lo que es un lugar ideal transmitirle energía a la red”, afirmó.

Vía: La Tercera