En Argentina ambientalistas buscan ley de reciclado para la basura electrónica

El consumo de aparatos eléctricos está generando en Argentina una gran cantidad de basura electrónica que contiene sustancias químicas tóxicas cada vez más contaminantes, afirma Greenpeace urgiendo a un reciclado de los productos.

La constante creación de aparatos novedosos y de mejor costo, hace que los productos del mercado se tornen antiguos con rapidez; entonces su retirada genera un crecimiento de sustancias químicas tóxicas y metales pesados que contaminan el agua, el aire, y la salud de las personas, denuncia la ONG.

Greenpeace propone una ley nacional de gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, bajo la responsabilidad extendida del productor, un sistema que obliga a los fabricantes a hacerse cargo de sus productos, y a mejorar las sustancias que componen las piezas de los aparatos, comenta la ONG.

En 2001 – 2002 creció extensamente el uso de las computadoras personales en Argentina, y en 2004 se disparó la venta de teléfonos móviles, por tal razón Greenpeace realizó el informe:”El lado tóxico de la telefonía móvil”, publicado en noviembre de 2011.

Por otro lado, los televisores son los aparatos que siguen encabezando las ventas, generando una continua basura electrónica en un país que todavía no cuenta con un sistema de reciclado para esta clase de residuos, según Greenpeace.

Los productos eléctricos crecen a gran velocidad, y si las corporaciones de industria electrónica no cooperan, se podrá desencadenar una gran crisis, a no ser que asuman la responsabilidad, ya que obtienen ganancias por la fabricación y la venta de estos aparatos, explica la ONG.

Vía: lagranepoca.com