A fin de año Comité de Ministros verá proyecto HidroAysén

A fin de año el megaproyecto de Endesa y Colbún, HidroAysén, será revisado por el Comité de Ministros, máxima instancia que resuelve controversias en procesos de análisis ambiental, según aseguró el el director ejecutivo (S) del Servicio de Evaluación Ambiental y secretario del Comité de Ministros, Matías Montoya, en una carta enviada a comienzos de agosto al director del Evaluación Ambiental de Aysén, Christian Betancourt. La Tercera 14 de octubre 2012.

Las cinco centrales que se proyectan en los ríos Pascua y Baker, por US$ 3.200 millones, fueron aprobadas por la Comisión de Evaluación de la XI Región el 23 de mayo de 2011. Posteriormente, la firma ingresó una reclamación por las exigencias impuestas por la autoridad ambiental y por parte de la ciudadanía se recibieron 34 reclamaciones que debe analizar el comité. Según indicó Montoya en carta de oficio a Betancourt, los recursos de reclamación “no han sido aún resueltos y, conforme al cronograma del Comité de Ministros, estos serían conocidos a fines del presente año”.

El Comité de Ministros, encabezado por la titular de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, tiene seis iniciativas en carpeta. Entre ellas, el ducto de la planta Valdivia de Arauco; el proyecto Punta Alcalde de Endesa; dos líneas de transmisión, y una modificación a una iniciativa de Sociedad Chilena del Litio.

Links: Organizaciones emplazan a candidatos de Aysén a transparentar posturas sobre hidroeléctricas

Fuente: terram.cl

Bernardo Larraín Matte: Trascendencia mundial de HidroAysén “era algo difícil de anticipar”

El presidente de Colbún admitió que se cometieron algunos errores a nivel comunicacional en relación con el desarrollo del polémico proyecto energético.

El presidente de Colbún, Bernardo Larraín Matte, admitió que se cometieron algunos errores a nivel comunicacional en relación con el desarrollo del proyecto HidroAysén, pero aseguró que nunca se consideró la trascendencia que finalmente adquiriría la iniciativa energética a nivel “mundial”.

“Colbún se incorporó a HidroAysén en el año 2006 y era una prioridad socializar el proyecto a nivel regional (en Aysén), pero ignoramos completamente la audiencia nacional”, dijo el directivo en el marco de un seminario organizado por Valor Futuro y la Escuela de Administración de la Universidad Católica.

No obstante, Larraín Matte se excusó afirmando que “fue un error que cualquiera habría cometido, porque pensar que HidroAysén se convertiría en un tema mundial era algo difícil de anticipar”.

“En la región (de Aysén) siempre hemos tenido un nivel de apoyo razonable y a nivel nacional también tuvimos mucho tiempo un apoyo del 50%, pero de pronto eso cambió totalmente”, expresó.

Una sociedad cada vez más empoderada y preocupada por las consecuencias ambientales del desarrollo de proyectos, unido a una gestión “muy eficaz” por parte de las ONG, supuso que HidroAysén terminara convirtiéndose en un tema “casi de política nacional, donde todo el mundo opina”.

Respecto de los pasos que la empresa pudiera dar para revertir este clima adverso al proyecto, el directivo destacó el hecho de que Colbún, al ser parte  interesada, “cuenta con un cierto límite para convencer al país de la conveniencia del mismo”.

Para Larraín Matte, un proyecto de esta magnitud se asemeja al desarrollo de una central nuclear, “tanto por las cantidades de inversión, como por el tiempo de desarrollo”; proyectos que, a su juicio, requieren de un “piso político” y una definición clara de la política energética a nivel nacional.

Fueron precisamente estas razones las que llevaron a Colbún a proponer el pasado 30 de mayo a su socia Endesa Chile paralizar el Estudio de Impacto Ambiental de la línea de transmisión Cochrane-Santiago, que permitiría inyectar al Sistema Interconectado Central (SIC) los 2.750 MW generados por las centrales de HidroAysén.

“Mientras no exista una política nacional que cuente con amplio consenso y otorgue los lineamientos de la matriz energética que el país requiere, Colbún estima que no están dadas las condiciones para desarrollar proyectos de esta magnitud y complejidad”, aseveró la compañía en el comunicado que dio cuenta de la decisión planteada a Endesa.

En este sentido, Larraín Matte afirmó que la presentación por parte del Gobierno del proyecto de ley que crea una “carretera eléctrica”, así como otras iniciativas legislativas tendientes a mejorar, principalmente, el sistema de concesiones y servidumbres, son “pequeños” pasos que alejan al Ejecutivo de la neutralidad que hasta ahora ha existido en el sector.

“El desarrollo del potencial hidroeléctrico del sur de Chile es algo que requiere piso político (…). Tiene que haber una formulación de una política energética y el momento propicio para hacerlo es con ocasión de la carretera eléctrica; es un pequeño paso que se distancia de la neutralidad”, apuntó.

En su opinión, “de este modo se genera un espacio que yo encuentro muy virtuoso: en esa instancia se determinan cuáles son los polos de explotación a desarrollar y si HidroAysén no es parte de ellos, mejor que se sepa pronto, en vez de estar eternamente suponiendo que se va a hacer, pero nunca se hace; eso es lo peor para un inversionista, es una incertidumbre permanente”.

En el encuentro también se debatió respecto de la construcción de una institucionalidad eficiente y legítima que cuente con la capacidad y la competencia como para dar respuesta a las demandas del país con respecto a los diferentes proyectos, muchos de los cuales -principalmente energéticos- terminan dilucidándose en los tribunales.

“La institucionalidad se ha visto superada”, dijo Larraín, y agregó que ello se ha visto reflejado en demoras en la tramitación y excesivos recursos judiciales y administrativos en relación con los diferentes proyectos.

“La ciudadanía dejó de suponer que la institucionalidad ambiental estaba resolviendo bien los intereses generales del país y los particulares”. Es más, agregó que la ciudadanía comenzó a exigir una mayor participación y “las ONGs han satisfecho eficazmente esa demanda de participación”.

Para el directivo, esta situación podría reencauzarse con una colaboración tanto estatal como ciudadana y privada de modo que se logre “un equilibrio sostenible”, así como “un proceso y un resultado que goce de legitimidad, lo que implica que las empresas informen tempranamente; se legitimen las instituciones y la ciudadanía participe responsablemente”.

El proyecto HidroAysén consiste en la construcción y operación de cinco centrales hidroeléctricas, dos en el río Baker y tres en el río Pascua.

La inversión estimada en las centrales es de US$ 3.200 millones, aunque  podría elevarse hasta los US$ 4.500 millones si se actualizan los costos de construcción.

A esa cifra se deben sumar otros US$ 5.000 millones en una línea de transmisión en corriente continua de 1.920 km. (incluidos 160 km submarinos), entre Cochrane y Santiago.

Su construcción comprendería un período total de 12 años, en el cual se superpondría la construcción de una o más centrales.

En marzo de 2012, la Tercera Sala de la Corte Suprema rechazó los siete recursos de protección interpuestos en contra de la resolución de calificación  ambiental que autorizó la construcción de las 5 centrales en los ríos Baker y  Pascua, de modo que se dio “luz verde” en lo que respecta a las unidades de  generación.

Pero el proyecto se encuentra en “stand by” hasta el momento en que se inicie la tramitación ambiental de la línea de transmisión.

Vía: emol.com

 

Más de 10 mil litros de petróleo se derramaron en Puerto Chacabuco

Según información entregada a Radio Bío Bío, se confirma un derrame de petróleo en el Puerto Chacabuco en la región de Aysén.

El derrame habría ocurrido durante la madrugada de este jueves y según información preliminar, más de 10 mil litros serían los que se habrían vertido en el lugar desde el buque Factoría Friosur 8, atracado en Puerto Chacabuco.

El gobernador marítimo de Aysén, Rubén Rojas, explicó que se ha afectado el área costera en la bahía hasta Punta Daniel.

Afortunadamente las condiciones meteorológicas han ayudado a que el esparcimiento del combustible en las aguas no sea mayor. Además, la autoridad marítima detalló que se pondrá una barrera para que el petróleo no salga de la bahía y la empresa Frigo Sur deberá colocar embarcaciones para degradar y efecturar un lavado con vapor en las playas afectadas.

En el lugar ya se encuentra el fiscal marítimo para iniciar la investigación.

Hasta el momento, el origen del derrame no ha sido dado a conocer.

Fuente: biobiochile.cl

Sara Larraín dictara charla sobre Concesiones Eléctricas este viernes 5 de Octubre Coyhaique-Aysén

Proyecto de ley carretera y concesiones eléctricas: Chile necesita reforma energética.

El gobierno ha enviado al parlamento dos leyes que darían aun mas poder a las grandes empresas eléctricas  El actual debate sobre democracia y gobernabilidad esta evidenciando la urgente necesidad de efectuar una discusión nacional amplia sobre el desarrollo energético requerido por el país. Read More