Hospital veterinario público y gratuito en Argentina ya es una realidad

Como parte de un paquete de leyes acordadas por el PRO y el kirchnerismo, ayer en la ciudad de Buenos Aires se sancionó un proyecto de ley que dispone la creación de 15 Centros de Atención Veterinaria públicos y gratuitos, uno en cada comuna, además de Centros Móviles de Atención Veterinaria, en los cuales se brindarán servicios de vacunación antirrábica, guardia, atención ambulatoria de animales domésticos y callejeros, esterilización y desparasitación, entre otros.

La ley, impulsada por el diputado Daniel Amoroso (Confianza Pública), establece que los Centros de Atención Veterinaria serán dirigidos por un veterinario que deberá ser designado por el Departamento de Sanidad y Protección Animal de la Ciudad, y en ellos no se podrán albergar animales, aunque sí brindarles la atención necesaria.

La norma, que fue sancionada por 43 votos a favor y ninguno en contra, plantea también la realización de una Campaña de Control Demográfico Animal, que estará destinada a “la esterilización de animales domésticos o callejeros”, será gratuita y se extenderá por un máximo de tres años, para controlar la sanidad de las mascotas.

En ese sentido, señala que “la captura de animales domésticos callejeros será realizada en acuerdo voluntario y espontáneo con vecinos e integrantes de Organizaciones No Gubernamentales y Organizaciones Sociales vinculadas a la temática”.

Amoroso subrayó la importancia de la ley en función de la gran cantidad de mascotas que hay en la Ciudad, y destacó que en los últimos meses, en el marco de una campaña realizada en distintos barrios, se habían recolectado más de diez mil firmas de vecinos que apoyaban la creación de estos centros de atención gratuita para los animales.

“En la última década, en especial luego de la última crisis socioeconómica en 2001, ha aumentado notablemente la cantidad de animales sin dueño en las calles porteñas, lo que representa un problema para los vecinos de la ciudad por el peligro de mordeduras, el peligro sanitario y de accidentes que conllevan tantos animales sin control”, destacó.

El diputado sostuvo que “el carácter gratuito del servicio de estos centros está pensado, sobre todo, para muchos dueños de estos animales en situaciones de emergencia que no cuentan con los recursos económicos para que sus mascotas sean asistidas en un centro veterinario privado. Tanto la adopción de los animales abandonados en la vía pública como la identificación de todos, así como la esterilización quirúrgica gratuita, contribuirían a un mejor control de la población perruna y gatuna”.

“En muchos casos, los vecinos no pueden llegar a comprometerse de manera particular con ellos, en tanto hay una serie de gastos de vacunación, tratamiento contra parásitos y esterilización quirúrgica que no pueden afrontar. Al ser asumidas estas responsabilidades por el Estado y las entidades con las que celebren convenios, crece la posibilidad de que los animales sean adoptados”, añadió Amoroso.

Fuentes:

clarin.com

danielamoroso.com.ar/

En Argentina ambientalistas buscan ley de reciclado para la basura electrónica

El consumo de aparatos eléctricos está generando en Argentina una gran cantidad de basura electrónica que contiene sustancias químicas tóxicas cada vez más contaminantes, afirma Greenpeace urgiendo a un reciclado de los productos.

La constante creación de aparatos novedosos y de mejor costo, hace que los productos del mercado se tornen antiguos con rapidez; entonces su retirada genera un crecimiento de sustancias químicas tóxicas y metales pesados que contaminan el agua, el aire, y la salud de las personas, denuncia la ONG.

Greenpeace propone una ley nacional de gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, bajo la responsabilidad extendida del productor, un sistema que obliga a los fabricantes a hacerse cargo de sus productos, y a mejorar las sustancias que componen las piezas de los aparatos, comenta la ONG.

En 2001 – 2002 creció extensamente el uso de las computadoras personales en Argentina, y en 2004 se disparó la venta de teléfonos móviles, por tal razón Greenpeace realizó el informe:”El lado tóxico de la telefonía móvil”, publicado en noviembre de 2011.

Por otro lado, los televisores son los aparatos que siguen encabezando las ventas, generando una continua basura electrónica en un país que todavía no cuenta con un sistema de reciclado para esta clase de residuos, según Greenpeace.

Los productos eléctricos crecen a gran velocidad, y si las corporaciones de industria electrónica no cooperan, se podrá desencadenar una gran crisis, a no ser que asuman la responsabilidad, ya que obtienen ganancias por la fabricación y la venta de estos aparatos, explica la ONG.

Vía: lagranepoca.com