OSORNO: LA SEGUNDA CIUDAD CON PEOR CALIDAD DEL AIRE DE AMÉRICA LATINA

OSORNO: LA SEGUNDA CIUDAD CON PEOR CALIDAD DEL AIRE DE AMÉRICA LATINA

OSORNO: LA SEGUNDA CIUDAD CON PEOR CALIDAD DEL AIRE DE AMÉRICA LATINA

 

El diario británico “The Guardian”, informó que el 64% de las ciudades del mundo, sobrepasan los límites de calidad del aire de la OMS. Se trata de un documento elaborado por Airvisual en colaboración con Greenpeace.

El informe de lecturas de polución del aire, recoge estadísticas de 3 mil ciudades del mundo, e indica que el 64% de ellas sobrepasa las normas de la Organización Mundial de la Salud, de acuerdo a los límites anuales de exposición al material particulado fino PM 2,5.

El informe está basado en lecturas de monitoreo  diario de calidad del aire de agencias oficiales, suplementado con datos de monitores de IQAir Air Visual, operados por individuos y organizaciones.

En América Latina, el informe elaborado por Greenpeace determinó que de las 10 ciudades más contaminadas del sub-continente, 7 pertenecen a Chile, siendo la única excepción Lima, Perú; y Mexicali y Toluca (México).

Así es el resultado de las ciudades más contaminadas de la región.

1- Padre Las Casas

2- Osorno

3- Coyhaique

4- Valdivia

5- Temuco

6- Mexicali (México)

7- Santiago

8- Lima (Perú)

9- Toluca (México)

10- Linares

Cabe recordar que recientemente El Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas, indicó que la contaminación del aire es el mayor riesgo ambiental para la salud y causa aproximadamente 7 millones de muertes anualmente.  De las estadísticas nacionales, unos 40 fallecen en Osorno de complicaciones derivadas de la mala calidad del aire.

Si, pues  si bien la ciudad de Osorno aparece en el puesto 245 a nivel mundial, ser el segundo a nivel subcontinental representa una amenaza semi-permanente para el bienestar de la población, donde los altos índices de mala calidad del aire dependen más de factores climáticos que de disminución de fuentes contaminantes, especialmente la leña.

El Partido Ecologista Verde de Osorno ha reclamado de las autoridades esfuerzos más profundos para revertir esta situación. El Plan de Descontaminación Atmosférica de Osorno (PDAO), no ha dado el ancho y ha sido insuficiente. Hay más precisión en las mediciones, pero no descenso de los índices. La entrada en vigencia de la norma que a partir de este 01 de marzo estaba prohibido comercializar leña que sobrepase el 25% de humedad, no tiene fiscalización ni respeto visible.

Además, se está amarrado a cumplir un plan de 10 años para realizar una evaluación que ya mostró ser ineficaz.

Los planes de recambio de calefactores están gravemente retrasados. La arborización que permita instalar fuentes naturales que permitan purificar el aire no se desarrolla por parte de las autoridades, y es asumida tímidamente por organizaciones de la sociedad civil y voluntariado.

En abril se inicia un nuevo período de emergencias ambientales, donde la única medida en situaciones críticas, es la prohibición de emisión de humos visibles, y nuevamente quedará al azar de la cantidad de días de lluvia, si la condición del aire se pronostica peligrosa o no.

Es responsabilidad de los ciudadanos también reducir sus fuentes contaminantes, pero principalmente, se requiere más proactividad de las autoridades, y no las reacciones tardías a las que lamentablemente nos hemos acostumbrado.

Salir del vergonzoso “Top Ten”, es la primera prioridad.

Hay que Sumarse al Buen Vivir.

 

Partido Ecologista Verde de Osorno

(06 marzo 2019)