COLUMNA DE GONZALO PONCE, CONCEJAL ECOLOGISTA MAIPÚ:  EXTRACCIÓN DE ÁRIDOS EN TIERRA DE NADIE

COLUMNA DE GONZALO PONCE, CONCEJAL ECOLOGISTA MAIPÚ: EXTRACCIÓN DE ÁRIDOS EN TIERRA DE NADIE

Los áridos en sus diferentes formas se han usado desde siempre en aplicaciones muy variadas, tales como caminos, puentes, edificaciones, defensas, etc. En la actualidad la extracción es extraordinariamente alta en todos los países del mundo, generando en algunas vastas regiones el agotamiento de los yacimientos aprovechables.

Su explotación no reglamentada ha provocado fuertes crisis ambientales.

El problema en nuestro país comienza porque la nuestra legislación no ha definido qué se entiende por áridos… y porque tampoco existe un cuerpo legal único que regule el proceso de extracción de áridos en su conjunto, por tanto la normativa aplicable se encuentra diseminada en diversos cuerpos legales.

Donde existe claridad es que toda extracción de áridos está sujeta a: pago de derechos y/o patente municipal.

Las municipalidades otorgan concesiones de extracción de áridos, por la cual perciben un ingreso. Para esto, es necesario contar con el informe que de la Dirección de Obras Hidráulicas, en que da su opinión favorable y establece las condiciones y los volúmenes que ameritan dar en concesión.”

No es posible que el Municipio sea juez y parte en la fiscalización, pues un cierre que ejecuten les quita inmediatamente fondos a ellos mismos, lo que genera el incentivo perverso de no respetar la ley y que sigan funcionando, especialmente en comunas de recursos escasos

La Dirección General de Aguas, cuenta con atribuciones para constatar el hecho ilícito y enviar los antecedentes, al juzgado competente o al Ministerio Público. En el caso de las aguas superficiales, la DGA también ordena la paralización de la extracción; no obstante, no tiene facultades coercitivas

Se hace URGENTE, fortalecer las penas al respecto

 

El real organismo garante de fiscalización efectiva es la Superintendencia de Medioambiente, dado que tienen una incidencia mayor para una eventual denuncia en tribunales ambientales (con capacidad sancionadora), sin embargo este organismo tiene recursos mínimos para funcionar y no tienen capacidad alguna para abordar este tema, ni humanos ni técnicos, por lo que pueden pasar años sin resultado alguno.

El caso de mi comuna es el triste resultado de todo lo anterior, la poca claridad y definición del cuerpo jurídico, como las pobres y débiles facultades coercitivas hacen que en Maipú operen 8 extractoras de áridos (2 de ellas en el mismo sitio), muchas de ellas a escasos metros o al borde de comunidades como el caso de Joaquín Olivares y Santa Margarita ambas ubicadas en Rinconada Rural.

– En el caso de la Población Joaquín Olivares opera INVERPAC
Esta cuenta con las siguientes deficiencias legales:

 

NO posee una resolución de calificación ambiental favorable

NO cumple con los permisos sectoriales de la Dirección de Obras Hidráulicas

NO cumple con la normativa territorial

NO posee resolución sanitaria aprobada por autoridad

NO posee un plan de recuperación de suelo

 

Las atribuciones de fiscalización y sanción según indica la municipalidad recaen en la Superintendencia de Medioambiente, por lo que se realizó la denuncia durante el año 2014 y al día de hoy, aun cuando las deficiencias legales están a la vista, sigue funcionando

– En el caso de Santa Margarita opera INGECO

INGECO  define su faena como Extracción, procesamiento y recolección de Áridos y recuperación de suelos. El proyecto ingresa al SEIA el 15 de mayo del año 2006, bajo el nombre “Extracción de Áridos Sustentable para Hormigones” y en noviembre del mismo año fue calificada desfavorablemente.

INGECO hoy sigue funcionando, pero como un vertedero ilegal de materiales de construcción y desechos domiciliarios (en menor medida) generando un polo de infecciones para la comunidad de Santa Margarita que se ubica a menos de 200 metros de allí.

Es evidente que existe una afectación trascendente al Medioambiente. Ya sea al Suelo y especialmente al agua, ya sea en movimiento o a través de pozos, en un sistema ilegal quedan completamente expuestos. El mayor riesgo que se pudiera afectar en el caso práctico es la infección de las napas subterráneas, como en el caso de mi querida comuna.

En todos los casos, una extractora de áridos ilegal genera daños a los ecosistemas, al acuífero y a la fe pública, es por esto que se hace urgente avanzar en una ley exclusiva reguladora

 

Finalmente, es inaceptable que el Ministerio de Obras públicas exponga en una comisión investigadora de la Cámara de Diputados que tiene confusiones respecto al rol de fiscalización entre la Municipalidad, la Dirección de Obras Hidráulicas y la Dirección General de Aguas, quizá este sea el mayor síntoma de que se hace necesario un cambio en la regulación e institucionalidad relacionada a la extracción de Áridos