ECOLOGISTAS EN ALERTA ANTE NUEVA AMENAZA PARA LA AMAZONIA

ECOLOGISTAS EN ALERTA ANTE NUEVA AMENAZA PARA LA AMAZONIA

Ante inminente elección de Bolsonaro en Brasil

ECOLOGISTAS EN ALERTA ANTE NUEVA AMENAZA PARA LA AMAZONIA

Salvar la Amazonia, el bosque tropical más grande del mundo, debe ser uno  de los objetivos que congregue a los ecologistas de todo el planeta, tomando en cuenta que el próximo domingo 28 de octubre el seguro ganador de las elecciones presidenciales en Brasil, Jair Bolsonaro, ha hecho una serie de anuncios que amenazan su subsistencia.

El candidato y ex congresista brasilero, al igual que los presidentes de EEUU,  Rusia y otros líderes mundiales, desestima el cambio climático y declara no  estar dispuestos a frenar el crecimiento económico ni el uso de energías fósiles en función de disminuir los gases de efecto invernadero.

En este contexto, ha anunciado retirarse del Acuerdo de París –cuya apuesta es limitar el aumento de la temperatura media del planeta en 1,5 grados para el año 2050 y en 2 grados para el 2100- reducir las sanciones a quienes violen leyes ambientales y desproteger la Amazonia. Lo más latente de esto último sería, tal como lo ha anunciado, quitarle su jurisdicción al Ministerio del Medioambiente y traspasarla al Ministerio de Agricultura, entidad que tiende a favorecer los proyectos que buscan convertir los bosques tropicales en tierra de cultivo.

“Estas medidas, de concretarse, acelerarán la situación de jaque mate en que hoy se encuentra el planeta. Es especialmente preocupante los efectos que esta  administración tendrá sobre la Amazonia, ya que ésta funciona como un filtro de emisiones de dióxido de carbono no solo para Brasil, sino para todo el planeta. Sus servicios ecosistémicos como almacenar agua, regular el clima, potenciar la biodiversidad y ser el hogar de millones de especies de la flora y fauna, es irreemplazable”, manifestó Manuel Baquedano del Partido Ecologista Verde.

“Quienes estamos conscientes del  peligro que implica la deforestación a gran escala, debemos actuar como ciudadanos del mundo protegiendo los reservorios de biodiversidad en cada rincón del planeta, ya que los principales mandatarios a nivel global no están escuchando”, agregó el líder ecologista.

Bolsonaro representa un retroceso en las políticas medioambientales de Brasil, echando por tierra la disminución de la tasa de deforestación que se venía dando desde el año 2005. No obstante, según el New York Times, esta tendencia ya se había revertido. Análisis satelitales realizados por el Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil, entre agosto de 2015 y julio de 2016, comprobaron la trágica pérdida de más de 7770 kilómetros cuadrados de superficie forestal en solo un año.