DIPUTADO FÉLIX GONZÁLEZ: “Creo que uno de los síntomas de esta sociedad son los accidentes de tránsito”

DIPUTADO FÉLIX GONZÁLEZ: “Creo que uno de los síntomas de esta sociedad son los accidentes de tránsito”

 

El pasado fin de semana largo – con motivo de Fiestas Patrias -, ocurrieron 36 muertos en siniestros viales en todo el país, según el balance de la Prefectura de Tránsito y Carreteras de Carabineros.

El reporte de Carabineros indicó que 16 de los fallecidos correspondieron a personas atropelladas, mientras que el resto fueron colisiones entre vehículos.

Sobre este tema, la periodista Gabriela Nuñez, de la Radio de la Cámara de Diputados, entrevistó el pasado 21 de septiembre al diputado ecologista por el  Distrito 20, Félix González, quien propuso educación vial y mayor fiscalización para enfrentar muertes por accidentes de tránsito

El parlamentario, integrante de la Comisión de Obras Públicas, Transporte y Telecomunicaciones también planteó aumentar las exigencias para obtener la licencia de conducir.

A continuación, la transcripción de la entrevista:

 

 

 

GABRIELA NÚÑEZ :  “…Desde el Ministerio de Transportes no descartan endurecer las normativas viales y expertos viales hablan de una mayor  fiscalización y mayor educación vial…Usted cree que faltan campañas de prevención, las campañas están mal dirigidas, falta fiscalización ¿Cuál es el pronóstico que hace Ud. Diputado?”

 

FÉLIX GONZÁLEZ : “En mi región del Bío Bío  hay ocho personas fallecidas y el resumen es : imprudencia. Ha bajado la cantidad de personas sancionadas por alcohol, la Ley Emilia y las campañas de difusión han tenido efecto en eso, la gente sabe que se expone también a penas altas, y eso ha sido insuficiente para que no haya muertes. En este caso, también el que sean peatones  claramente indica que hay imprudencia de parte de las personas.

“Soy un diputado nuevo, tengo seis meses en el cargo, y he estado este fin de semana realizando una reflexión…,si hay alguna ley que pudiera cambiar la cultura; porque las leyes del tránsito están claras, pero el problema es que n se respetan y se generan estas tragedias.

Creo que la educación vial tiene que estar relacionada con la educación básica, que todos los niños deban aprender no solamente leyes del tránsito, si no también reglas de convivencia.

Otra cosa importante es que estamos viviendo en una sociedad que está “apresurada”. La gente tiene poco tiempo para disfrutar, y cuando eso ocurre, el disfrutar está relacionado más que con una fiesta de la Patria, fiesta gastronómica, con una prisa de las personas por disfrutar en pocos días.

El cambio cultural que hay que generar no pasa simplemente porque nosotros hagamos una ley que obligue a las personas a hacer tal o cual cosa; sino que a políticas públicas relacionadas con la educación y con el tiempo libre (qué hacemos con ese tiempo libre). Creo que uno de los síntomas de esta sociedad son los accidentes de tránsito”.

 

 

GABRIELA NÚÑEZ: “Es como una tormenta perfecta: se junta esta especia de desesperación que existe a la hora de querer disfrutar de esos pocos días que podemos tener al año; aglomeraciones en las carreteras –el flujo vehicular presenta un alza hasta un 50% en seis años-,, y se suma lo que Ud. nos dice de poca educación vial, escasa fiscalización, y ahí tenemos entonces este conjunto de elementos que hacen que los accidentes aumenten y el número de víctimas también…”

 

FÉLIX GONZÁLEZ: “Desde el punto de vista estadístico práctico, hay muchos más vehículos en las calles que antes, por lo menos por los informes de prensa y lo que he visto en directo de Carabineros. Esto no tiene que ver con fallas en la infraestructura (por ejemplo), porque cuando la infraestructura está mal hecha, hay algo mal diseñado, etc., suele haber accidentes producto de eso. Pero estos accidentes tienen que ver con la imprudencia.

Entonces, si hay un límite de velocidad hay que respetarlo; ponemos sanciones para que se respeten, estamos tramitando un proyecto de ley para aumentar las penas por muestres producto de exceso de velocidad, etc., y todo el mundo tiene claro que eso no se debe hacer, que es imprudente.

Sin embargo hay personas que están al volante –y tal vez hubiera que explorar por ese lado-, que quienes puedan tener acceso a licencias para conducir, que no sea simplemente con un análisis sicosométrico de conocimientos, sino también de aptitudes. Eso en el mundo laboral se puede medir; por eso se hace el examen sicológico, no para ver si la persona tiene algún trastorno, si no para saber si tiene control de impulsos, si respeta la autoridad, etc. Y pudiéramos explorar subir la exigencia para quienes tienen licencia de conducir. Ahora, la imprudencia siempre va a sobrepasar cualquier norma, por eso a veces encontramos personas que ni siquiera tienen licencia y están conduciendo, sobre todo jóvenes.”

 

GABRIELA NÚÑEZ: “Desde el Gobierno, la Ministro Gloria Hutt habló de aumentar o endurecer la normativa vial, pero en notas periodísticas hablan expertos como del Automóvil Club, que dicen que no iría el camino por endurecer las penas, si no existe una fiscalización efectiva; además de la educación vial que proponen incluso desde los jardines infantiles. Diputado ¿Usted cree que hay que endurecer las sanciones o aumentar la fiscalización?”

 

FÉLIX GONZÁLEZ: “Yo creo que en sanciones estamos avanzando bien, hay que aumentarlas. Si la ministra se refiere al proyecto de ley que estamos revisando, me parece que está en lo correcto. Pero no hay mucho más que avanzar. Las penas ya son altas. Por supuesto que sin hay lesionados, las penas son multas, pero si no es bajo los efectos del alcohol ya hay penas que son mayores.

Aquí estamos tratando de resolver un problema que es cultural solamente con sanciones. Creo que allí el Automóvil Club de Chile tiene razón, no es solamente sanciones sino cómo aplicamos.

Estamos viendo un proyecto de televigilancia o partes sacados por cámaras de video; un sistema automatizado de partes, y creo que eso va a contribuir mucho en aquellos sectores donde la gente suele correr más. Estos estarían instalados no el cualquier parte –no es un caza bobos-, sino serían instalados en lugares donde la gente ya lo sabe. Em el caso nuestro en la región del Bío Bío, en los puentes sobre el río, que tienen dos kilómetros de largo, donde es difícil andar a velocidad normal porque todo el mundo pasa más rápido.

Entonces, si están en lugares ya establecidos, creo que eso puede contribuir a evitar los accidentes en lugares donde más ocurren, y que suelen ocurrir en lugares donde hay solamente una pista por sentido, suelen ocurrir por adelantamientos. Por eso digo que la prisa es una cosa cultural y podemos perfectamente vigilar esos lugares permanentemente, 24 horas al día, y no esto como una especie de lotería donde hay piquetes de Carabineros controlando la velocidad, que están dos, tres horas o cuatro, y luego no están; y donde a través de plataformas tecnológicas la gente se va avisando en donde están esos pocos puntos, además.

Yo creo que podemos avanzar en fiscalización automatizada. Por eso creo que tiene razón esta organización, y tenemos que avanzar en la sanción que ya tenemos en la mesa de la Comisión; que tienen que ver con aumentar las sanciones cuando hay accidentes producto del consumo de alcohol y producto del exceso de velocidad.”

 

GABRIELA NÚÑEZ: “Ahí, en ese punto, quizás las sanciones debieran ser mayores…”

 

FÉLIX GONZÁLEZ: “Estamos trabajando en eso, el proyecto de ley está tramitándose, así creo está en la tabla. Si la ministra se refiere a eso, estoy de acuerdo. Creo que eso es necesario y hay bastante consenso social también en que si hay un atropello con causa de muerte y hay alcohol, hay una pena alta que es por la Ley Emilia; pero si es por exceso de velocidad y no hay alcohol, la pena no es la misma.

Entonces, tiene que haber sanciones más altas que sean disuasivas para aquellas conductas que ponen en riesgo la vida de las personas, y por otro lado que se fiscalice porque si no hay fiscalización, la verdad es que nadie respeta las normas del tránsito. Esa es la realidad.

Por eso digo que es un problema cultural, que si queremos resolverlo, nos da que 36 muertos es una cifra super alta, y si uno observa además la curva de la cantidad de vehículos que hay en Chile y la cantidad de personas manejando, y la cantidad de vehículos que salieron el fin de semana largo (mientras más largo más vehículos salen), la curva es más o menos parecida.

No es una excepción que hayamos tenido estas tragedias el fin de semana. Si queremos ver el vaso medio lleno, podríamos decir que salieron muchos vehículos y llegaron sin novedad a su casa, sin embargo, lo que uno espera como autoridad es que haya cero fallecidos.”