5 DE SEPTIEMBRE: DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER INDÍGENA

5 DE SEPTIEMBRE: DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER INDÍGENA

“Hubo grandes insurrecciones contra los conquistadores. Durante los últimos 500 años hemos estado luchando en defensa de nuestra tierra, en defensa del agua. Los lenca son gente del agua, del maíz y los ríos son sagrados para nosotros. Los lencas consideran cualquier agresión contra el río como una agresión contra el pueblo. Los ríos son vida. Podemos vivir sin oro, sin plata, pero no sin agua”, decía en 2015 la dirigente hondureña Berta Cáceres, poco antes de recibir el Premio Ambiental Goldman 2015, el premio más grande del mundo para el activismo medioambiental.

Berta, feminista y coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), fue asesinada el 6 de marzo de 2016.

En agosto de 2016, Macarena Valdés, de la comunidad mapuche en Newen de Tranguil, donde lideraba una lucha en contra del proyecto de una hidroeléctrica de la empresa austriaca RP Global que se instalaría en la zona, fue hallada sin vida en su hogar presuntamente por suicidio. Sin embargo una nueva autopsia descartó que se haya quitado la vida por ahorcamiento.

En este Día Internacional de la Mujer Indígena, este año 2018 donde el Feminismo ha puesto su sello en las luchas sociales, los Ecologistas deseamos relevar el rol de las mujeres pertenecientes a los pueblos pre-existentes.

Ellas poseen un papel clave dentro de sus comunidades en lo que se refiere a la transmisión intergeneracional de sus tradiciones espirituales, la historia de sus pueblos, su filosofía y en la defensa de la tierra, el territorio y los recursos naturales.

Gran parte del patrimonio cultural de los pueblos  indígenas de la región, incluyendo el conocimiento de la medicina, las propiedades de las plantas, semillas y hierbas medicinales; lo que brinda la vida animal, las tradiciones orales, los diseños que se aplican en las artes visuales, las cerámicas y textiles que incluyen símbolos ancestrales; se ha conservado gracias al esfuerzo de estas mujeres.

En la mayoría de los territorios del continente donde viven comunidades indígenas organizadas, son principalmente las mujeres quienes conservan la vestimenta tradicional, como las ükulla, los chaway, y también los  aksu, los aguayos, tojmipayoj, huipiles y polleras, sombreros y adornos.

Las mujeres que descienden de los mencionados pueblos, deben ser respetadas y  protegidas en el territorio del Estado de Chile, de acuerdo a lo estipulado en el Artículo 2 el Convenio 169 de la OIT; así como también el reconocimiento de la diversidad cultural y étnica de Chile en una Constitución nueva.

Sin embargo, las imágenes informativas nos muestran semana a semana que la violencia hacia la mujer indígena -principalmente mapuche-,  es múltiple, donde resalta la marginación, la violencia física, la de carácter económico y físico. Si agregamos a la violencia física los brutales allanamientos y la aplicación de la ley antiterrorista en las comunidades, no solo se vulnera los derechos de la mujer, sino que además se produce daño material y psicosocial a familias completas, sobre todo a  niñas, niños y personas ancianas.

No queremos otras Berta Cáceres o Macarena Valdés, muertas por defender la tierra. Los ecologistas consideramos que los principales desafíos a la paz social son la pobreza, el desempleo, el acceso a la salud y educación, la seguridad ciudadana, y la protección del patrimonio natural.

Las mujeres de Pueblos Originarios son un aporte a la lucha ecologista y feminista desde su acervo, acción y práctica social.

SÚMATE AL BUEN VIVIR…!