24 DE AGOSTO: DÍA INTERNACIONAL DE LOS PARQUES NACIONALES (¿PRIVATIZADOS?).

24 DE AGOSTO: DÍA INTERNACIONAL DE LOS PARQUES NACIONALES (¿PRIVATIZADOS?).

Cada 24 de agosto, el planeta recuerda el Día Internacional de los Parques Naturales o Nacionales. No es un día para dejar pasar. A pesar de los enormes avances en materia de protección de áreas naturales, los territorios y sus habitantes están todavía amenazados. La mitad de la vida silvestre del mundo desapareció en los últimos 40 años, mayormente debido a la pérdida de hábitats, el tráfico ilícito y la sobreexplotación – es decir, por culpa de nosotros, los humanos.

Se dice que Chile posee uno de los mejores sistemas estatales de conservación a nivel continental, e incluso mundial, los cuales son administrados principalmente por Conaf.

Se dice que tres millones de personas visitaron estos parques el pasado año. Una cifra creciente temporada a temporada.

Pero si bien el sistema es estatal, así como crecen las visitas, va avanzando la privatización de sus servicios.

La tendencia al lucro es creciente. Se cancela por estacionar, por ingresar y por otros servicios anexos que a la larga alejará a las familias de visitar estos territorios por ser inalcanzables económicamente. Esta tendencia a concesionar crece mientras duerme en el Parlamento el proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, que pretendía perfeccionar la institucionalidad ambiental y así mejorar las condiciones de gestión y conservación de la biodiversidad en nuestro país.

Entre los beneficios de la privatización, se menciona que estos territorios protegidos pueden ser un dinamizador para el desarrollo económico de las comunidades vecinas, donde puede ofrecer una oferta alternativa de uso diferente y coherente con un nuevo modelo de vida que apuesta crecientemente por la conservación de la naturaleza.

Se justifica el proceso concesional al interior de las áreas protegidas, argumentando un modelo turístico sustentable y en pos del desarrollo socioeconómico local.

Pero sin definiciones el futuro es peligroso. ¿Quién administra estos bienes públicos? ¿El Ministerio de Agricultura o el Ministerio de Medio Ambiente?.

¿Quién fiscaliza que los Parques mantengan su condición de reserva de la biodiversidad biológica y patrimonio ambiental? ¿Quién vigila que finalmente prevalezca el interés de la protección por sobre el interés de la actividad turística?

En esta fecha, es necesario recordar que bajo la óptica neoliberal no es la primera vez que el Estado renuncia a algo en función de la privatización de la actividad. Por ello también se requiere mayor defensa y voluntad ciudadana para defender este patrimonio nacional. Que la política se haga cargo de los vacíos legales que amenazan la administración e integridad de estos ecosistemas.

También, que el gobierno defina sus prioridades, que coloque urgencia y saque adelante la Ley de Biodiversidad y Áreas Protegidas, para el desarrollo y la gestión de las Áreas Silvestres Protegidas.

Se requieren recursos y delimitaciones de los tiempos de concesión. Los 25 años de concesión al Parque Las 7 Tazas no es garantía de nada. Chile no puede renunciar a proteger y ampliar estas áreas protegidas, ya que sigue siendo indignante que nuestro país tenga uno de los presupuestos más bajos para gestionar nuestros parques nacionales, donde a cada hectárea de espacio protegido, se destina apenas un dólar.

24 de agosto, Día Internacional de los Parques Nacionales…¿privatizados…?