Partido Ecologista Verde en el Día Mundial del Medio Ambiente “ES URGENTE ASUMIR NUESTRA RESPONSABILIDAD COMO CIUDADAN@S”

 

En el Día Mundial del Medio Ambiente, como Partido Ecologista Verde (PEV) reafirmamos nuestro compromiso para seguir trabajando en su defensa y crear conciencia sobre la fragilidad en que se encuentra nuestro planeta debido a la visión cortoplacista que sigue imperando por parte de los distintos gobiernos. Del mismo modo, hacemos un llamado para que como ciudadanos no sólo exijamos derechos, sino que también ejerzamos nuestros  deberes frente a nuestro entorno.

Asumir nuestra responsabilidad en un año especialmente crítico, ante lo cual la Organización de las Naciones Unidas declaró esta conmemoración con el lema “Sin Contaminación por Plástico”. Esto, ante las alarmantes cifras que se registran en todo el planeta debido a su uso inmanejable y falta de reciclaje, razón por la que más de 8 millones de toneladas termina en los océanos. A esto se suman las 500 mil millones de bolsas plásticas usadas y eliminadas casi al instante en el periodo de un año. Estas cifras, multiplicadas por varias décadas derivan en la contaminación irreversible de los océanos, flora -fauna marina y terrestre, y la salud humana.

En este sentido, como ecologistas valoramos el anuncio del Pdte Piñera de prohibir el uso de bolsas plásticas, pese a que 6 días antes se difundió en los medios de comunicación la compra por parte de la Presidencia de $33 millones en bolsas plásticas para los pxmos 36 meses. “Estaremos atentos a leer la letra chica de los anuncios que se hagan en materia medioambiental, por cuanto es fácil lanzar mensajes que apunten a la ciudadanía consciente, pero queremos ir al fondo de las soluciones en todos los ámbitos”, declaró el dirigente del PEV-RM, Rodrigo Cerda.

En este contexto, agregó que “son muchos los temas que como PEV nos mantienen en alerta, por cuanto los distintos gobiernos de turno siguen manteniendo un modelo económico insustentable, que perpetúa la extracción de materias primas, los monocultivos y el deterioro de los distintos ecosistemas que sustentan la vida”.

La crisis del agua a nivel mundial -y principalmente en nuestro país- se nos presenta como la cara más visible de esta miopía medioambiental. Hoy día es la provincia de Petorca la que nos mantiene en alerta debido a la ausencia de este vital elemento, situación provocada por la plantación desregulada de miles de hás de monocultivos de paltas. Por otro lado, enfrentamos la dramática situación que se vive en Paine con la sequía total de la Laguna de Acúleo, tema de gran preocupación para una región que alberga más de 7 millones de habitantes y que cada año presenta mayores problemas para abastecer de este recurso a la población.

Las autoridades nacionales y locales parecen no tener conciencia de la situación de escasez en la actualidad, la que se agrava año a año por la sequía asociada al cambio climático. La falta de manejo y la privatización del agua han provocado el mismo deterioro en distintas regiones de Chile, a través de la industria vitivinícola, forestal y grandes extensiones de monocultivos para exportación. Ello, sin contar el impacto medioambiental de los dos productos “estrella” de nuestra economía, como es la gran minería y la salmonicultura. Son las propias comunidades y ecosistemas donde se insertan, quienes finalmente subsidian sus ganancias a corto plazo.

Por último, reiteramos nuestro llamado a involucrarnos todos y todas, como individuos, comunidades, gobierno y empresas en la defensa de nuestro medio ambiente y de nuestra única casa, la Tierra. Porque creemos firmemente en nuestra responsabilidad frente a las generaciones que están por venir, y las que hoy día sufren las consecuencias de las malas prácticas medioambientales. Nadie puede quedar indiferente a este llamado, nuestros niñas y niñas son nuestro máximo incentivo.