Declaración Segundo Encuentro Nacional de Mujeres Ecologistas

Declaración Segundo Encuentro Nacional de Mujeres Ecologistas

Correntoso, comuna de Puerto Montt, X región, 8, 9 y 10 de diciembre 2017

Las más de 40 mujeres ecologistas reunidas los días 8, 9 y 10 de diciembre de 2017 en la localidad rural de Correntoso, comuna de Puerto Montt, Región de Los Lagos, renovamos una vezmás nuestro compromiso por la defensa y protección del medio ambiente natural, social y cultural del Planeta Tierra.

Las mujeres aquí presentes, reivindicamos la manifestación emanada del Primer Encuentro de Mujeres 2016 realizado en la reserva de la biósfera Nevados de Chillán, Laguna del Laja y atendiendo a la urgencia de resguardar el futuro de las generaciones venideras sumamos lo siguiente:

  1. Hemos avanzado en la incorporación de mujeres al trabajo y presencia electoral del Partido Ecologista Verde, pero requerimos abrir más y nuevos espacios al interior de éste para potenciar nuestro liderazgo es los distintos espacios de discusión política, planificación estratégica y comunicaciones.
  2. Impulsamos la integración a nuestro partido de personas LGBTI (del mundo de la diversidad sexual), desde donde reconocemos su aporte como un aspecto fundamental para ampliar nuestra capacidad de comprender nuestra Tierra.
  3. Manifestamos nuestro compromiso frente a las luchas socioambientales que llevamos las mujeres en distintas localidades y regiones, para lo cual requerimos amplificar nuestra fuerza frente a las constantes amenazas producto de políticas gubernamentales deficientes y proyectos empresariales insustentables.
  4. Entendemos que la actual disputa entre planteamientos obsoletos de “derecha” e  “izquierda” son las caras de una misma moneda centrada en la fabricación de objetos y servicios que fomentan el consumismo sinsentido y el uso de energías fósiles, que acrecientan el peligro inminente de un colapso de nuestro planeta finito.
  5. Tenemos la convicción que el actual y crítico escenario de cambio climático sólo puede ser revertido con el surgimiento de un nuevo modelo basado en el Buen Vivir, lo que implica el bienestar de todos los seres del planeta viviendo en plenitud, armonía y equilibrio con la naturaleza  y la comunidad.
  6. Acrecentamos nuestro compromiso con la infancia y las nuevas generaciones, quienes merecen heredar un planeta donde todos sus habitantes vivan en dignidad.

Continuaremos trabajando en red, compartiendo nuestras buenas prácticas y auto-capacitándonos, para poder expandir nuestros conocimientos y empoderar a más mujeres de nuestras comunidades.