Ecologistas repudian atentado con bomba y dan respaldo a terminar con Ley Reservada del Cobre

Ecologistas repudian atentado con bomba y dan respaldo a terminar con Ley Reservada del Cobre

girasol
Eco Terrorismo: una absurda contradicción
Miles de personas se volcaron a las calles de Chile cuando por redes sociales, nos organizamos para evitar que Punta Choros fuera amenazado e intervenido con una Termoelectrica. Esto es consciencia, acción y movimiento ecológico.
La lista es larga, y los éxitos de la cohesión social que ha logrado el movimiento ecologista chileno, son cada vez más importantes. Y no hay vuelta atrás porque las bases son sólidas, éticas y comunes: queremos preservar un medio ambiente sano y duradero para nuestros hijos, nietos y futuras generaciones.  Chile nos pertenece a todos y queremos un  territorio que poder habitar en condiciones aceptables, especialmente porque ya hemos perdido más de 7 millones de hectáreas de suelo por desertificación, porque los incendios consumen brutalmente nuestros bosques y pueblos, porque nos estamos quedando sin agua. Todos. No hay excepción..
Y esto lo ha comprendido la opinión pública, los medios de comunicación y también Los Tribunales de Justicia que dan la razón cada vez más a los ecologistas y a los chilenos en general fallando a favor en casos como Isla Riesco, Caimanes y recientemente en Aysen, a pesar de que los grandes lobbys han intentando evitar la  “judicialización” de los  mal llamados conflictos ambientales que no son otra cosa que la destrucción de lo que nos va quedando como país.
La toma de consciencia sobre la importancia vital de cuidar el medio ambiente en el que vivimos, es un proceso que no tiene vuelta atrás, que hemos dado de cara en los medios, con el pueblo caminando en las calles y con la profunda convicción de que nuestros hijos y nietos, merecen un país de tierras fértiles, ríos libres, aire limpio, energÍas renovables y paz social.
¿A quién conviene entonces adjudicarle a los ecologistas y a todos quienes queremos un Chile como el que describimos, estos cobardes e infantiles ataques explosivos?
No tenemos la respuesta, pero si estamos seguros que todos quienes hemos levantado la voz para preservar nuestro medio ambiente -ecologistas o no- lo hemos  hecho de frente, marchando, en la academia, en tribunales y en los medios de comunicación. Y lo seguiremos haciendo así, porque somos cada días más.
El Ecologismo surge en Chile y el mundo, justamente como una respuesta a la violencia nuclear, a la destrucción de la naturaleza y a la violencia contra las comunidades que protegen sus culturas y naturaleza.
El Ecologismo no valida la violencia, la rechazamos abiertamente.
Por último, nos parece importante y significativo,  no perder de vista la discusión central que ha abierto el actual Presidente de Codelco: coincidimos con la urgente e imperiosa necesidad de acabar con la Ley Reservada del Cobre.