Consejo Ecológico de Macul Cumplió un Año de Vida

CEMacul

“Queremos que el tema ambiental deje de ser un hobby y se ponga en el lugar que corresponde”

Satisfechos por los logros cumplidos en su primer año de vida, integrantes del Consejo Ecológico de Macul destacan los avances que han tenido en este periodo, que van desde entusiasmar a vecinos y vecinas para sumarse a trabajar por el medio ambiente, hacer alianzas con distintos actores, como empresas y municipalidad, hasta ser una voz reconocida en la defensa de la calidad de vida e integridad de los habitantes de la comuna de Macul.

La primera tarea que se dieron al constituirse como organización de base comunitaria fue ofrecer charlas sobre el deterioro de los barrios residenciales de Macul debido a la construcción de edificios en altura, un tema que preocupaba a los vecinos desde hacía un tiempo. Esto los llevó a organizarse para exigir a la alcaldía, encabezada por Sergio Puyol (DC) por más de 25 años, mayor participación ciudadana y transparencia en la tramitación del Plano Regulador.

Entre los hitos de su primer aniversario, fue haber denunciado, junto a personas afectadas por emanaciones y supuestos gases tóxicos, al Laboratorio DictUC de la Universidad Católica, que de a poco ha ido ampliando sus instalaciones en pleno barrio residencial, afectando especialmente a la Villa Campus. En diciembre recién pasado se reunieron con el Seremi del Medio Ambiente para exigir una fiscalización más rigurosa a fin de despejar sus dudas. Éste prometió darles una respuesta a la brevedad, pero a la fecha no han tenido noticias.

En relación al Laboratorio DictUC, hay una serie de hechos en lo que los vecinos y vecinas de Macul exigen mayor transparencia e información, como los permisos asociados a las edificaciones en torno al laboratorio, ya que según dicen, estarían obsoletos desde los años setenta. Otro tema que exigen investigar es el destino final de los residuos resultantes de los experimentos realizados en el laboratorio, ya que hay sospechas de que estos son vertidos al Zanjón de la Aguada. Pero, lo más grave aún, es su preocupación frente a eventuales emisiones de radioactividad desde el recinto, lo que sería motivo de cierre inmediato.

En cuanto a deudas ambientales, desde el Consejo Ecológico cuentan que Macul tiene varias, al ser una de las pocas comunas del país que no cuenta ni con un metro de ciclovías, y lo más contradictorio aún, es que la comuna ganó una licitación para ser parte de la red de bicicletas públicas impulsada por la Intendencia de Santiago, pero al no existir lugares seguros de acceso, esto se convierte en un peligro más que una ayuda a la comunidad y para quienes opten por su uso.

Entre otros logros destacan la construcción de un huerto comunitario donde actualmente cuentan con tomates, lechugas y hierbas medicinales, el que fue instalado en el espacio colindante a la cancha de hockey en patines de la villa Macul, y que fue remodelado, gracias al aporte de la empresa Homecenter, quien instaló cerámicas, asientos con pallets y cajones para reciclar distintos materiales. Ósea la huerta, el tipo de construcción sustentable, compostaje y el punto limpio son en la practica un aula viva para la educación ambiental y eso es un gran paso para un solo año de trabajo.

Otro logro es haber participado como organización en una campaña de recolección de pilas que hacían llegar al Club de Leones de Macul y recolección de aceite de cocina que enviaban a la Municipalidad de La Pintana donde lo transformaban en diésel.

Esta organización social en el año 2015 hizo una campaña de reforestación con 60 árboles nativos donados por la Conaf, lo que los tiene orgullosos. Los árboles fueron en gran parte quillay, los que crecen hasta 7 metros sin necesitar grandes cantidades de agua, característica que revela la importancia de plantar este tipo de árboles y no especies foráneas como eucaliptus, plátanos orientales o pinos.

Para este año nuestro desafío es que el tema ambiental sea cada vez más incorporado a las políticas comunales, para que deje de ser un hobbie para mucha gente y tome la importancia que amerita. Las autoridades no le han tomado el peso a lo que está pasando con el cambio climático”, expresa Víctor Parra, integrante del Consejo Ecológico de Macul.

El Consejo Ecológico de Macul trabaja y tiene su aula viva en la sede social de la Junta de Vecinos N°13 de la Villa Macul. Contacto: https://www.facebook.com/profile.php?id=100006375848150&fref=ts