PARTIDO ECOLOGISTA VERDE LLAMA A GOBIERNO DE PIÑERA A ESTABLECER UN PLAN NACIONAL DE EMERGENCIA Y PREVENCION DE INCENDIOS FORESTALES Y REESTRUCTURAR LA INSTITUCIONALIDAD PUBLICA

Ante la persistencia de múltiples incendios forestales que han asolado a las regiones Metropolitana, del Maule, del Bío-Bío, Araucanía y Los Lagos durante las ultimas semanas, sin que el gobierno haya respondido con la celeridad y eficacia que ameritan este tipo de catástrofes.

Ante la incapacidad demostrada por el gobierno para establecer medidas preventivas ante la amenaza de incendios forestales en un año de extrema sequía. Como así mismo la ineficiencia para coordinar acciones de operación, financiamiento y capacitación de recursos humanos , acorde con el riesgo y destrucción que enfrenta el medioambiente, la población y el desarrollo de las comunas y regiones afectadas.

El Partido Ecologista Verde se hace un deber expresar a la opinión publica que:

1- Los incendios forestales constituyen desastres ambientales por destruir especies vegetales y animales nativas y exóticas, a veces en forma irreversible; generar gran contaminación atmosférica, y agravan la situación de erosión y desertificación que hoy sufre más de la mitad del territorio nacional.

2- Los incendios forestales tienen graves impactos sociales pues las emisiones de monóxido y dióxido de carbono junto al material particulado afectan la salud respiratoria de la población y afectan la vista, pudiendo provocar cuadros de infecciones respiratorias y oculares especialmente en niños y tercera edad y, por lo tanto, una mayor presión a los sistemas de salud publica.

Adicionalmente, los incendios destruyen campos y emprendimientos productivos, lo cual perjudica gravemente las economías locales y empobrece a las comunidades campesinas y agricultores.

3. Los incendios forestales devastan los presupuestos de los gobiernos locales y regionales, dejando muchas veces a los municipios en gran vulnerabilidad económica.

El Partido Ecologista Verde declara a la opinión pública que los incendios forestales se pueden prevenir en la mayor parte de los casos, y su duración puede reducirse al mínimo, si el gobierno instaura las siguientes medidas:

1. Desarrollo de un Programa Nacional de prevención de incendios forestales a través de campañas permanentes de educación, información y regulación tendiente a la toma de conciencia, el cambio de hábitos y la adopción de una cultura de cuidado del entorno y el patrimonio natural.

2. El establecimiento de un programa permanente de contratación y capacitación de personal calificado en la prevención y manejo de incendios forestales, al cual deberá concurrir financiamiento público y privado con el objeto de dotar al país de una capacidad técnica y profesional para enfrentar estas amenazas a la seguridad y el medio ambiente.

3. Generar un nuevo marco institucional para enfrentar la amenaza de los incendios forestales, que además de la Onemi y la Conaf, incluya a los ministerios de salud, educación, vivienda, obras públicas, defensa y economía, cuya coordinación deberá tener un alto nivel político y dotar a las diversas instituciones de recursos humanos y financieros acorde a los objetivos de prevención y combate de esta amenaza a la vida, ambiente y economía nacional.

4. Revisar y actualizar la normativa forestal en cuanto a las características de los cortafuegos, densidades de plantación, distancias mínimas a centros poblados y el uso de especies forestales de retardo del fuego.

Todo lo anterior debe contribuir al establecimiento de un marco normativo con deberes del aparato público y privado, con el objeto de mantener las capacidades y la institucionalidad del país preparada para la prevención y combate de los incendios forestales, amenaza que se intensificará en el futuro debido al aumento de temperatura y reducción de precipitaciones que trae el fenómeno del cambio climático.

DIRECTIVA NACIONAL

PARTIDO ECOLOGISTA VERDE