Feliz Año Verde 2013

“It’s the global warming, stupid!”…es el calentamiento global, estúpido, expresaba el titular del semanario estadounidense Newsweek luego del paso del huracán Sandy por Nueva York…y es cierto, el calentamiento global afecta todo. No sólo el clima, afecta la economía, la política, los sistemas, la salud y la convivencia de las comunidades.

Vivimos un período de calentamiento donde todo cruje. Cruje el andamiaje del neoliberalismo (el mismo que se jactaba de haber resultado mejor parado en su competencia con los socialismos reales del pasado siglo), crujen las coaliciones políticas y los políticos tradicionales; crujen las formas de organizarse y expresarse socialmente; crujen los sistemas productivos y las certezas científicas….

El Partido Ecologista Verde chileno sigue creciendo día a día. También cruje, pero va precisando su norte y mejorando su paso. Ya aprendió a caminar… Si bien en las pasadas elecciones municipales estuvimos presentes en la boleta en algunos municipios, y obtuvimos una concejal, ya es un paso concreto. No obtuvimos más y eso es cierto, pero representamos y somos más cuantitativamente que otros grupos sociales y políticos en la sociedad.

Tampoco por el hecho de no haber obtenido mayor convocatoria en un escenario de rechazo superior al 60 % del espectro político nacional, podemos considerarnos sobrantes o innecesarios en la política chilena. Al contrario, somos más necesarios que antes. Nuestras ideas (e ideales) necesitan cristalizarse de mejor forma y continuar encarnando las soluciones a la crisis planetaria.

Los conflictos ambientales siguen transitando entre una legislación amparada en la desigualdad de una Constitución no representativa, los intereses corporativos de grupos empresariales nacionales e internacionales, y la gestión y complicidad de sectores políticos tanto de la Concertación como la Coalición.

La ecuación es simple pero ninguno de esos sectores le coloca el cascabel al gato. Todos comprendemos que la contaminación es indeseable, y que la generación de empleos es deseable; pero a través de salarios bajos, empleos de mala calidad, salud y educación aprisionada por el lucro, desigual legislación laboral y otras taras, la sociedad CASTIGA a quienes trabajan, y no castiga a quienes CONTAMINAN.

El calentamiento global nos debe permitir ejemplificar y simplificar los cambios que se requieren. Las elecciones y presencia en todos los espacios posibles puede amplificar nuestro mensaje para una incidencia real en la política a nivel local y nacional. El año 2013 será otro año de crecimiento, con inscripción del partido en más regiones, con levantar otras candidaturas y propuestas, con renovación de las dirigencias. Será otro año cuesta arriba, pero seremos más para compartir la carga.

Ya aprendimos a caminar, el tranco será más firme, y el camino se hace más fácil… Feliz Año Verde 2013

Leonardo Gutiérrez I.
Consejero PEV de Osorno